Muy probablemente aplicamos la palabra “deber” en cosas que nos llevan lejos de lo que verdaderamente nos importa, de lo que nos puede hacer mas fácil y sencilla la vida. Nos aleja de las cosas importantes, de aquellas cosas que realmente debemos y queremos hacer para vivir mejor y ser un poco más afortunados cada día.

Parece difícil superar la tendencia del ‘debo’, sin embargo con práctica cada jornada podremos llegar a conseguir a ser mas conscientes y enfocar desde un realismo objetivo las metas del día a día.

1 ¿Por qué dejo mis necesidades para lo último?

Es posible caer en el pequeño error al olvidarnos de nuestras singularidades, en definitiva de nosotros mismos.  Puedes ayudar a los demás, por supuesto, pero si existe un momento para parar, tomar conciencia de lo que uno quiere y no, seguir tu pasión, ilusión y realizar algo que te importa, hazlo, es justo ahora…no pospongas!! Además es tu necesidad propia.

2 ¿Por qué digo sí cuando quiero decir no?

He aquí nuestra compañera “la asertividad”, la cual tiene que ver con el enfoque que tenemos en nuestras necesidades propias. Trabajándola de forma positiva y eficaz, ser mas consciente de que realmente necesitamos para ser coherentes con nosotros mismos, obtendremos la capacidad de comunicar a los demás nuestras posturas, creencias, valores, prioridades, opiniones sin sentirnos incómodos o culpables.

3 ¡¡Nadie me entiende!!

Respira!! A menudo caemos en el pequeño error de autocompasión. No te quejes, quizá antes de esperar a que te comprendan, mira hacia dentro y primero compréndete a ti mismo. Acéptate con tus virtudes, competencias, valores y áreas de desarrollo. Puedes trabajar ser más consciente contigo mismo y tus necesidades, aprende a comunicar mejor, busca el equilibrio y hacia adelante.

 4 ¿Para qué quiero complacer a los demás?

Es importante no confundir el complacer con la empatía para ser aceptado. Si renuncias a tu necesidades propias por impresionar a los demás, te puedes perder. ¿Te sirve intentar ser algo que no eres sólo para hacer que otros te acepten? En el momento en que empiezas a ser tu, puedes vivir desde la congruencia y, es el momento en que te aceptas realmente y desde luego encontrarás personas que se sentirán interesados por ti, sin esfuerzo, siendo uno mismo.

La gestión de este tipo de conflictos es crucial en la relación con las personas y nosotros mismos, tanto en el ambiente laboral como personal, donde probablemente deberíamos plantear preguntas antes de buscar respuestas. Es por esto que, de nuestros desacuerdos personales, profesionales y diferencias de opinión pueden ser aclarados y abordados de manera constructiva.

Hacer frente a este tipo de controversias, dudas, rutinas, desacuerdos es un factor de éxito personal en la esencia y profesional al uso, aprendiendo y trabajando.

Eugenia Sanjuán

CEO – Founder

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies