Los prejuicios son ideas o definiciones que antepone la sociedad a una persona o grupo de personas sin conocerlas. Estas “etiquetas” se ponen con un fin de discriminar, descartar o dominar a otras personas. Hay diferentes tipos de prejuicios, como por ejemplo los excluyentes, los científicos, literarios, etc. Pero el bloque más importante, a mi parecer, es el prejuicio social.

Dentro de este grupo hay diferentes ejemplos como el racismo, la homofobia y como no podía faltar el prejuicio escolar.

El prejuicio escolar, es un factor muy importante en la vida de uno de nosotros, ya que toda persona se construye a partir de sus experiencias y/o recuerdos vividos. Los prejuicios acostumbran a ser juicios negativos, lo que haría, que, si a una persona se le antepone un prejuicio, acabaría viviendo juzgado a lo largo de su vida.

Se habla que, en la escuela, los únicos que ponen prejuicios son los propios niños, pero esta afirmación es falsa. Son algunos profesores los que también añaden prejuicios a los niños. En la sociedad que vivimos hoy en día, cualquiera acción realizada queda marcada en la mente de las personas. En la escuela, por ejemplo, los profesores le ponen un prejuicio a un alumno, cuándo este realiza una o varias acciones según las normas del centro incorrectas. El problema que hay, es que se juzga a este niño sin haberle preguntado antes el porqué de esta acción. Ya que este niño seguramente sufra problemas externos y al no saber cómo gestionar sus emociones realiza estas acciones. El gran problema, también, lo tenemos en algunos aspectos, en la educación actual ya que no ayuda a tratar estos problemas. La educación actual solamente se basa en haber de sacar nota y la educación deberían ser muchas más cosas, como por ejemplo saber gestionar tus propias emociones.

Además, el problema lo puede llegar a tener su familia, ya que este prejuicio se lo pueden poner también a los familiares más pequeños que vayan a su colegio y, por qué no, será así durante un periodo largo.

No sólo se ponen prejuicios a cosas mal hechas, sino que también se ponen a la gente repetidora de curso. En mii opinión, cuando uno repite curso, el profesorado y alumnos, cambia la visión sobre éste y se le trata de una forma diferente.

En conclusión, los prejuicios son conceptos realizados sobre alguien sin saber nada de él, que pueden perdurar  a lo largo de nuestras vidas, si no se ponen recursos y/o medios para superarlos y también aprender de ello.

Marc Villén Condeminas

Alumno de 1º. De Bachillerato de la Escuela GARBÍ PERE VERGÉS (programa d’Estades a l’empresa a Cal Tip)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies